El Napoli cabalga a lomos de Insigne

Una de las sensaciones de este inicio de temporada en la Serie A está siendo el Napoli de Maurizio Sarri. Por encima de sus resultados, notables en estas primeras jornadas de Liga (aunque inferiores a los de Mazzarri y Benítez en sus primeras temporadas en San Paolo), está el juego que está desarrollando el equipo, tremendamente atractivo.

Lorenzo Insigne, celebrando un gol con el Napoli
(Foto: gazzettaworld.gazzetta.it)
Y dentro del cuadro napolitano, hay un jugador que está destacando por encima de todos: Lorenzo Insigne. Nacido en 1991 en Frattamaggiore, municipio de la ciudad metropolitana de Náploes, sus inicios no fueron fáciles, ni en la vida ni en el fútbol. En la vida, como suele ser habitual en aquella región, porque se crió en una familia muy humilde y en el fútbol, porque su escasa estatura (mide apenas 1,63 m) le ayudó poco en sus inicios. “La pelota es más alta que él”, llegaron a decir.
Si bien debutó con el ‘equipo de su vida’ el 24 de enero de 2010, no sería hasta el inicio de la temporada 2012/13 cuando se consolidaría como jugador de la primera plantilla. Entre medias, cesiones al Cavese, de la Lega Pro Prima Divisione (la tercera categoría del fútbol italiano), al Foggia (2010/11) y al Pescara (2011/12), ambos de Serie B y ambos entrenados, curiosamente, o no, por el mítico Zdenek Zeman.
Insigne, con Zdenek Zeman, durante su cesión al Pescara
Insigne, con Zdenek Zeman, durante su cesión
al Pescara (Foto: blitzquotidiano.it)

Ya desde su reingreso al primer equipo, comenzó a disputar un notable número de partidos: 37 de Liga en su primera campaña, por poner sólo un ejemplo. Con cuatro entrenadores diferentes (Mazzarri, Benítez y, ahora, Sarri), siempre desde su banda izquierda, por mucho que sea diestro, Insigne ha ido adquiriendo una relevancia cada vez mayor en el juego del Napoli.
Su entrada por banda, sus internadas en diagonal desde la banda hacia el área y esos centros colgados al segundo palo que eran ‘medio gol’ le hacían pieza importante del ataque de su equipo. Pero, hasta la temporada pasada y aunque era casi siempre titular, siempre existió el debate de si debía ser él o el belga Mertens quien ocupase la banda izquierda.
Pero el debate ha terminado. O Lorenzo Insigne ha terminado con él. Puede que sea el cambio de esquema de Sarri, que le permite jugar algo más adelantado (del 4-2-3-1 de Benítez se ha pasado al 4-3-3, con los extremos más adelantados), puede que sea su propia madurez, puede que sea su estado de forma actual… Probablemente, sea una mezcla de todo.
3 goles y otras tantas asistencias en los 8 primeros partidos de Liga y una influencia cada vez mayor en el juego del Napoli confirman una realidad que no debe escapar a nadie: Lorenzo Insigne vive el mejor momento de su carrera. Y el Napoli de Sarri cabalga a lomos de ese jugador ‘que no llegaba a la altura de la pelota’.
NOTA DEL AUTOR: Este artículo fue escrito para @F9FInter


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s